1 2 3 MR Blog sobre marca personal
Friday, July 24, 2015

Invierte en tu formación: ¡Viajar! 


Después de tres meses dando vueltas por el mundo, vuelvo con las pilas cargadas para hablaros de una de las inversiones más valiosas para vuestro futuro: viajar. Lo tengo demasiado reciente como para dejarlo pasar y no hablar de lo enriquecedor y motivante que ha sido mi viaje. Os ahorraré los detalles de lo maravillosa que es Asia y me centraré en explicaros por qué creo que viajar puede seros útil a la hora de buscar trabajo o mejorar en el trabajo que ya tenéis. 

  Aunque a veces da vértigo dejar un vacío en el currículo de un par de meses, creo que es valiente y que a la larga sólo conllevará beneficios. Si tenéis la oportunidad de pedir un tiempo off en el trabajo o si os estáis pensando cambiar de empresa, no descartéis hacer un alto en el camino y, siempre que os lo podáis permitir, volar a donde siempre habéis deseado ir y aprovechar para desconectar y resetear la cabeza. 

  Os enumeraré los beneficios laborales de viajar:  


1. Vamos primero a lo obvio. Viajar ayuda a que practiques idiomas. Parece cosa menor, pero después de estar meses dependiendo únicamente de mi inglés para hacerme entender, sin quererlo he mejorado. Lo utilizas para explicar qué comida no puedes comer, para negarte a pagar al timador que te intenta engañar, para conocer gente cuando ya estás harto de la cara de tu compañero de viaje...Viajar te pone en situaciones donde te tienes que hacer entender. Sales de la tan nombrada últimamente "zona de confort" y el castellano o tu lengua materna, no vale de mucho. 

"Viajar te pone en situaciones donde te tienes que hacer entender"

  Si sabes otras lenguas siempre tendrás más posibilidades de ponerlas en práctica cuando estás en contacto con gente de otros lugares, y qué mejor oportunidad que cuando estas de viaje. Por supuesto esto ocurre cuando viajas con el interés de conocer a la gente del lugar que estás visitando y no te limitas a recorrer los monumentos que aparecen en la guía sin mirar al que tienes en frente. 
El inglés, queramos o no, es el idioma internacional y aunque nos resistamos a admitirlo, auguro que en un futuro no muy lejano se nos supondrá como se supone que sabes sumar y restar cuando vas a una entrevista de trabajo.



2. Puede ser material de trabajo. Si te interesa la fotografía, el trabajo social, los idiomas o el turismo existen mil maneras de utilizar tu viaje para crear algo a partir de él. Es una experiencia que la mayor parte de las veces nos expone a situaciones diferentes y atractivas si sabes sacarle partido. Un blog, un trabajo audiovisual, un contacto con alguna organización con la que colaborar, etc. son maneras de aprovechar tu viaje para añadir un plus a tu perfil profesional.

3. Contactos. Si estás buscando trabajo y tienes libertad de movilidad, viajar es una buena manera de conocer gente e informarte cómo está el mundo laboral ahí fuera. En Singapur, lugar que me parecía una maravilla para vivir, me bastó hablar con la gente para quitarme de la cabeza buscar trabajo allí por sus complicaciones legales y sus escasos derechos laborales, por ejemplo. Lo importante es entrar en contacto con lugareños y extranjeros que estén trabajando ya en la zona.

4. Habituarse a la incertidumbre, la improvisación y a la inseguridad. Sí, creo que es de lo más valioso que se consigue viajando (siempre que no lo lleves todo organizado de antemano por una agencia donde te lo dan todo masticado y donde no tendrás que hablar ni con el camarero del resort, se entiende).
   Cuando te enfrentas a moverte por lugares desconocidos, en una lengua que no es la tuya, con costumbres ajenas a las tuyas, tienes que estar preparado para adaptarte, para reaccionar de la mejor manera posible y cambiar de rumbo en el momento menos inesperado. Desarrollar estas habilidades te va a ayudar a afrontar futuros retos laborales y esto es valorado por los empleadores. Estoy cien por cien segura que cualquier empresa prefiere contar entre sus empleados con una persona que ha demostrado, a través también de sus experiencias vitales, que es capaz de desenvolverse en distintos ambientes y en circunstancias adversas.


"Habituarse a la incertidumbre, la improvisación y a la inseguridad"

5. Cultura. No para todos los puestos de trabajo es requerida, pero para muchos sí. Las mejores empresas para trabajar sabrán valorar que una persona haya visto mundo, conozca otras realidades y que pueda enfrentarse cuando sea necesario a un viaje de trabajo sin que se ponga nervioso. Cuanto más viajes más preparado estarás para afrontar estos retos en el trabajo.

  Para mí está claro que viajar es un extra que debería aparecer como apartado en los CV de todo el mundo. Si yo fuera responsable de contratación de cualquier empresa, sería uno de los factores que podrían hacer que me decantara por un candidato u otro.

Si buscáis ideas para viajes apasionantes y experiencias únicas, esta linda pareja de argentinos escribe un blog genial donde dan consejos sobre cómo recorrer Asia por libre y donde cuentan detalles útiles y peculiaridades de los sitios que visitan. Visita Marcando el Polo, donde a su vez encontraréis otras webs recomendadas por los autores para que os entren definitivamente las ganas de hacer las maletas y recorrer mundo. Os recomiendo también Los Viajes de la Nena y para los que se atrevan en inglés, The Nomad Revelation
Si aún no te he convencido, no hay problema. Yo ya he empezado a meter monedas en la hucha con la que financiaré mi próxima tourneé. 


 
                                           Video de mi última "inversión" por Asia

No comments:

Post a Comment